Publicado en Inspiración

La Vuelta al Heidelberg en 80 minutos (II)

   Era una brumosa mañana en el colegio Heidelberg, y los socios del Reform Club pasaban una agradable velada apostando en Clash Royale. Willy Foh y Nicaporte se encontraban despotricando sobre una reciente partida, mientras Aurelia y Gertrudis discutían sobre las últimas novedades tecnológicas. La jornada transcurría apacible cuando la discusión entre las dos mujeres subió de tono:

  -¡Lo del “joveboart” es una maravilla!- exclamó Gertrudis con entusiasmo- Estoy segura de que ni los corredores más veloces podrían igualarlo.

 -Te equivocas- le contestó Aurelia- En un colegio tan grande esos cachivaches se quedarán sin batería y esos conductorzuelos no sabrán ni andar. Además el récord de dar la vuelta al colegio en 3 horas no lo podrá superar nadie.

 -¡Mentira!- irrumpió en ese momento Willy Foh con un brazo acusador apuntando fijamente hacia las mujeres. Como siempre, demostraba su profunda atención al hecho de que nadie le había invitado a unirse a la conversación- Yo lo lograré en tan solo 80 minutos, ¡y os dejaré a todos con la boca abierta!

    Inevitablemente todos los presentes rompieron a reír ante la bravuconada. Sin embargo, a la fortuna le gustan las audacias y se esfuerza por darlas a luz. Aurelia, creyendo poder ganar un dinero con semejante dislate, le apostó que no podía. Willy aceptó la apuesta y Nicaporte, que estaba buscando su alianza en el juego, le secundó. Gertrudis, que tenía la hipótesis que Aurelia era gafe, se apuntó también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s