Publicado en Proyecto Sacheto

La Campaña Septembril (6): Javi

     En el enorme campamento de Llana Roja, donde se hallaba el cuartel general del ejército mitarcho, los soldados descansaban. Algunos se preparaban para luchar y mentalizaban para el combate, otros se jugaban el sueldo a las cartas, la mayor parte simplemente dormía a la luz del atardecer. En una tienda de campaña solitaria, una dama y un caballero se miraban incansablemente: un tablero de ajedrez los dividía. Como reina de las blancas, Fanni Aviqe, marquesa de Parfia, y campeona de ajedrez de Rácphanus. Una cascada de cabellos castaños que, ligeramente retirados hacia su oreja, desvelaban unos ojos de roble. Comandando las negras, Antonio, emperador de Mitarch y comandante del ejército. Unos rizos negruzcos acompasados a unas turquesas de espía.

   Llevaban jugando varios meses, después de que el emperador, que se había aficionado al ajedrez y se consideraba invencible después de humillar sobre las sesenta y cuatro casillas a criados que sabían muy bien cómo les convenía que acabara la partida y damas de la aristocracia que preguntaban en cada movimiento como se movía una pieza, llamara a Fanni, la viuda marquesa, afamada por sus disputadas partidas con algunos de los mejores jugadores de Mitarch, a palacio. En el Salón del Palacio del Senuci, en presencia de toda la corte, Fanni y el emperador jugaron la primera de las muchas partidas  que acabarían por convertirlos primero en enemigos, luego en rivales y, por último, en confidentes, a pesar del recelo de la aristocracia mitarcha y de todo el pueblo, que veía a aquella como una vulgar concubina. Fanni se llevo la partida en dos movimientos, y, desde entonces, a pesar de la rapidez con la que Antonio mejoraba su juego, le resultaba imposible arrancarle una casilla a la marquesa.

https://sites.google.com/site/caroluschess/art-history

   Dentro de la tienda, el emperador y Fanni proseguían mirándose en silencio, con la mirada fija sobre el tablero. En su última partida, los despistes de Fanni la habían puesto contra las cuerdas, a pesar de lo cual consiguó vencer al emperador con uno de sus brillantes sacrificios. Aquella vez, sin ánimo de repetirlo, la marquesa había comenzado la partida con su característica agresividad, pero Antonio increíblemente había conseguido evitar demasiados males. Los pensamientos de ambos estaban concentrados en el ajedrez. Antonio revisaba minuciosamente cualquier pieza del tablero, pues su rival tenía la habilidad de golpear contundentemente en cualquier parte , incluso donde aparentemente fuera inexpugnable. Fanni reflexionaba sobre como evitar perder un peón en 25 jugadas según el juego normal del emperador. Cuando por fin le pareció haber encontrado una solución, clavó sus pupilas en Antonio, que también la miraba.

   -¿Vais a mover, majestad?

  -Ah, ¿me tocaba mover a mí? -murmuró, saliendo de su sopor.

  -Sí…Al menos eso creo -Fanni empezó a dudar. La reflexión la había dejado un poco aturdida. -Bueno, dejemos eso para más tarde. ¿Podríais adelantarme algo sobre el estado general de la campaña? Ni a soldados ni a generales les suele gustar mucho hablar conmigo.

Resultado de imagen de esposa ajedrez

http://www.tabladeflandes.com/frank_mayer/frank_mayer295.html

   El emperador suspiró. Su confidente y amiga, porque no era nada más, no solía ser apreciada por nadie, más aún cuando decidió llevársela con él al campamento al empezar la campaña.

   – Poco puedo contarte, la verdad, menos que sea bueno. Inglata y Viuli no han vuelto. Arfi no parece tener prisa en ir a por el ejército de Masoil. Las provincias de Atei, Meit y Eng sublevadas…-llegado a ese punto, calló bruscamente.

  -Y…-inquirió Fanni, curiosa y sabedora de que había algo más.

  -Y Antonino. Y Antonino. -murmuró el emperador para sí. 

  -¿El emperador de Javi? ¿Qué ocurre con él? -la marquesa levantó las cejas.

  – Ha decidido que la alianza con nosotros no le vale y ha decidido declararnos la guerra. Un insulto entre caballeros.

  -Un insulto entre caballeros, una matanza entre soldados y un luto entre viudas. Como ha sido siempre -replicó Fanni. -Aunque adivino que lo es por algún motivo en especial -comentó, mientras se recostaba para escuchar la historia.

  -Pues sí, no te equivocas. Lo que voy a contarte sucedió hace diez años. Sí, cuando tú todavía estabas casada. Yo estaba regresando de la campaña que mi hermano José Javier había emprendido. Había pasado veinte años recluido en un monasterio y, aunque hubiera estado a punto de morir, me sentía lleno de adrenalina. Era joven, tenía unas ganas tremendas de seguir dirigiendo guerras y consiguiendo gloria. Y, cuando estaba a punto de volver a Rácphanus, el destino me sonrió. -La mirada de Antonio se tornó añorante, antes de proseguir con ella. – El padre de Antonino, entonces un gobernador de los trusqi’sts, se sublevó. Tuvo suerte y de repente pasa a ser el emperador de un territorio inmenso. Si se hubiera conformado con eso, le habría ido genial. Pero no, igual que yo, quería más. Quería Mitarch. Nos invadió.

  -¿Una invasión de Mitarch? Nunca había oído hablar de ella. ¿No llegaron muy lejos, verdad?

 Antonio empezó a reírse a caracajadas.Resultado de imagen de carga de pickett

http://es.althistory.wikia.com/wiki/Batalla_de_Gettysburg_(Dixieland)

   -¿Qué os resulta tan gracioso, majestad?

   -Bueno, en realidad -mencionó, casi llorando de la risa- sí llegaron lejos, ¡pero de las patadas que les dimos! Aquello fue una masacre, Estaban muy mal organizados, con un armamento horrible, y en media hora acabamos completamente con ellos. De hecho, si tardamos tanto fue porque los artilleros, al ver que intentaban atacarnos con catapultas, pasaron diez minutos restregándose los ojos antes de convencerse de que eran de verdad y ponerse a disparar.

  >>>Estábamos eufóricos. Teníamos una oportunidad de volver a aliarnos con los trusqi’sts y repartirnos Javi. Acudí corriendo a Rácphanus a que me dieran la autorización y refuerzos para volver a hacer campaña. Pero no lo hicieron.

   -¿Y eso? -se extrañó Fanni.

  -Verás, a pesar de que éramos hermanos, José Javier y yo éramos muy diferentes. Yo acaba de salir de una reclusión de años, era joven, quería ver el mundo. y seguir luchando. Él, como emperador, tenía una gran pasión por la vida cortesana y le beneficiaba más la paz. El caso es que, cuando una noche me confirmó que no me iba a permitirme salir de Rácphanus en son de guerra, empezamos a discutir. Y la discusión subió de tono. 

  Llegado a este punto, Antonio paró de hablar y comenzó a bajarse el cuello de la camisa. Pudorosamente; Fanni se tapó los ojos, pero Antonio le retiró la mano. Una larga cicatriz le recorría el pecho.

Resultado de imagen de cicatriz

http://www.perineo.info/wordpress/wp-content/uploads/2014/08/

  -La pelea fue fuerte. Y ganó él. Unos días después, la vida que ni yo mismo fui capaz de quitarle se la arrebató una gripe. Y ya ves que ni yo mismo me he atrevido a romper la paz que hizo con el padre de Antonino, aunque estuviera de acuerdo. Por eso me es un insulto esta guerra; a mí y a mi difunto hermano.

   Fanni reflexionó un momento. No sabía que decir tras tantas revelaciones.

   -¿Y… y qué vais a hacer?

    -De momento, desviar a Dusarle y algunos generales en su búsqueda. Me han dicho que lo tienen localizado. Es todo o nada. Si ganan, quemaré Javi. Si pierden, tendré que negociar la paz.

  -Su padre quería conquistar Mitarch. No creo que él se vaya sin eso -le recordó la marquesa.

 -Tranquila, afortunadamente tengo un pequeño as que poner en la mesa de negociaciones -sonrió enigmático Antonio.

Si deseas seguirnos, por favor, suscríbete al blog o a nuestras páginas de Facebook, Twitter, Google+, Path, LinkedIn o Tumblr. También puedes darle ‘Me gusta’ o ‘Comentar’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s